Allipebre

0 votos
Allipebre
Enviado por: No mata, engorda

Ingredientes:

  • Aceite 1 cabeza de ajos 4 rebanadas de pan 1 kg de patatas Una cucharadita de pimentón picante Sal Agua Azafrán Perejil 3 dientes de ajo Un puñadito de almendras Un puñadito de cacahuetes 1 kg de anguilas 2-3 guindillas

Limpia las anguilas y córtalas, pero sin separarlas. Pela la patatas y córtalas a rebanadas de un centímetro aproximadamente. Pon el caldero al fuego con el aceite y sofríe las rebanadas de pan junto con la cabeza de ajos. Cuando el pan esté dorado sácalo y reserva. Añade las patatas a rebanadas y sofríe. Cuando las patatas estén doradas añade el pimentón picante y la sal. A continuación añade el agua ya caliente junto con el azafrán. Debemos cuidar que el pimentón picante no se queme, porque de lo contrario amargará. Y en cuanto a la cantidad de agua, necesitaremos la cantidad suficiente para que cubra las patatas. Mientras, con ayuda de un mortero, prepara una picada con las rebanadas de pan sofritas, el perejil, los dientes de ajo, las almendras y los cacahuetes. Cuando el agua empiece a hervir, añade las anguilas cortadas, las guindillas y la picada. Deja que hierva hasta que la patata esté cocida y se haya consumido casi todo el caldo. Buen provecho.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Cinco alimentos que siempre comes en vacaciones y te hacen engordar

El gazpacho o los polos de hielo parecen opciones de lo más sanas pero no siempre lo son

Sopas frías para el verano.

Tres sopas frías perfectas para el verano

Prepara caldos de lo más sencillos y saludables con los que afrontar las altas temperaturas

Cuida tu alimentación y mejorarás tu bronceado.

Estos son los alimentos que aceleran el bronceado de forma natural

Hay una serie de nutrientes básicos que actúan directamente en la pigmentación de la piel

Los callos sorprenden a los turistas.

Platos típicamente españoles que los turistas no se atreven a probar

Algunas recetas de gran tradición despiertan reparo e incluso aversión a paladares foráneos