Noticias | Gastronomía

Gastronomía

Sopas de ajo, de larga tradición

Una sopa sencilla y de origen humilde castellano con variantes en toda España
22-11-2012 10:29
0 votos
Sopa de ajo

Sopa de ajo

De origen típicamente castellano, las sopas de ajo son un plato de larga tradición y de origen humilde, que ha sufrido con el paso del tiempo variantes en distintas zonas de España.

Reza una letrilla refranera aragonesa, con toques de jota: Siete virtudes / tienen las sopas: / quitan el hambre, / y dan sed poca. / Hacen dormir / y digerir. Nunca enfadan, / siempre agradan. / Y crian la cara / colorada.

Almuerzo muy frecuente a media mañana en algunas zonas de España . Se desayunaba en un café bebido al alba y un par de horas después, para mantener las fuerzas, se tomaban las sopas de ajo, generalmente con uno o dos huevos dentro, que se cocinaban con el calor de la sopa. Se toma muy a menudo, casi durante cualquier hora del día durante la Semana Santa. En Zamora suele tomarse como desayuno tras las procesiones nocturnas.

Algunos autores recomiendan que se consuma a media mañana por su fácil digestión, actuando al mismo tiempo como emoliente y neutralizante de la mucosa estomacal irritada por los abusos.

Sopa de ajo
Ingredientes para 4 personas. 3 dientes de ajo, sopas de pan, aceite, sal.
Elaboración. En una cazuela, se pone agua —algo más de un litro— y, cuando rompa a hervir, se añaden sopas de pan ligeramente tostadas en el horno. Aparte, se cortan los ajos en trozos regulares y se fríen en una sartén con un poco de aceite. Cuando comiencen a dorar se añade una cucharada no muy grande de pimentón, dulce o picante, según los gustos. Este sofrito se incorpora a las sopas, se sazona con sal y se deja cocer despacio durante una hora aproximadamente.

Sopa de ajo extremeña
Ingredientes para 4 personas. 5 dientes de ajo, pan, 1 litro de caldo o agua, aceite, pimentón y sal.
Elaboración. Los ajos se machacan y se fríen con un poco de aceite; después se vierte sobre ellos el caldo y una cucharada de pimentón, dejándolo hevir un poco. En una cazuela de barro se ponen pequeños pedazos de pan frito —o sin freír, si se prefiere así—; se añade el caldo y se bate todo muy bien hasta que el pan se deshaga. Se rectifica de sal y se sirve muy caliente.

Ver más Recetas de Sopas

Consulta todas las Recetas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Gastroteca

Un niño disfruta comiendo un yogur.

¿Es bueno comerse el líquido del yogur?

Resolvemos el mito en torno a lo que para unos es una delicia y para otros algo repugnante

¿Qué alimentos no debes calentar al microondas?

Los alimentos que no debes calentar en el microondas

Algunos platos pierden su sabor, su textura y sus propiedades si los recalentamos en el micro

Congela los alimentos para Navidad.

Alimentos que puedes comprar y congelar antes de Navidad para ahorrar

Anticípate a las subidas de precio de los productos estrella y hazte ya con género de calidad

Cómo hacer salsa de tomate al microondas.

Cómo hacer tomate frito casero en el microondas de forma fácil

Una manera sencilla y sana de lograr la salsa más polivalente del recetario tradicional