Cicloturismo

La Vía Verde de La Pedrera

0 votos

Borriana - Castellón

Esta ruta te invita a descubrir y visitar un curioso poblado amurallado, ir a relajarnos a un antiguo balneario y por supuesto nos dará la oportunidad de recuperar otro trazado ferroviario.

ACCESO: Cogeremos el tren de cercanías Valencia-Castellón a la estación de Renfe de Burriana - Alquerías del Niño Perdido. Luego seguiremos el recorrido descrito en la Ruta de La Vía Verde de La Panderola, desde la referencia 13, km 7,96. Y tras recorrer 5,74 kilómetros, llegaremos al punto de inicio de la ruta.

LONGITUD: La ruta desde el Puerto de Burriana hasta La Vilavella tiene 11,93 kilómetros. Pero si la hacemos usando el ferrocarril para desplazarnos hasta el inicio y regresar desde su final, la ruta Estación de Renfe de Burriana-Alquerías del Niño Perdido, Puerto de Burriana, La Vilavella y la estación de Renfe de Nules-La Vilavella tiene 22,32 kilómetros. Y si la hacemos como continuación de la Ruta de la Vía Verde de La Panderola, empezando en la estación de Renfe de Vila- real y terminando en la estación de Renfe de Nules-La Vilavella, la ruta sumará un total de 3O,28 kilómetros. Podremos regresar a Valencia desde la estación de Renfe de Nules-La Vilavella, donde termina la descripción del itinerario.

DURACIÓN: Todo el tramo descrito en esta guía, en unos 75 minutos de pedaleo.

DIFICULTAD: Ruta muy fácil, sencilla y corta.

RECOMENDACIONES: Al ser una ruta tan corta, la recomendación sería hacerla como continuación de la Ruta de la Vía Verde de La Panderola, que termina justo donde empieza esta.

ÉPOCA APROPIADA: Cualquiera, si no hace mucho frío o viento. En primavera se podrá disfrutar del perfume de la flor del azahar.

DE INTERÉS: En el Puerto de Burriana: agradable paseo a lo largo del muelle, donde son atracados los barcos pesqueros.
En Mascarell: una visita, primero alrededor de sus murallas y luego, adentrándose entre sus callejuelas.
En La Vilavella: visita a su balneario, y de disponer de tiempo y posibilidades, se puede probar alguno de sus tratamientos termales.

RUTA:
Km. 00,00 (WP 1, 30S, 750495E-4416897N): Iniciaremos el kilometraje en el Puerto de Burriana,  exactamente al lado de una grúa indultada que se utilizó para descargar los bloques de piedra del ferrocarril auxiliar y que se encuentra a la entrada del recinto portuario, justo en el lugar donde termina la Ruta de la Vía Verde de La Panderola. En el pequeño círculo-rotonda pintado en el asfalto, que tenemos unos metros más adelante, daremos la vuelta para dirigirnos a la salida del puerto y en la rotonda cogeremos la tercera salida, que lleva a la calle de l'Alguer, estrecha, en  curva y que corresponde al trazado que dibujó el viejo ferrocarril auxiliar que unió el Puerto de Burriana con la Cantera de San Sebastián de La Vilavella. Poco después pasa a llamarse calle Illes Columbretes, y más adelante Camí de La Pedrera de La Vilavella, siendo los primeros cinco kilómetros y medio, una recta tan sólo interrumpida por el corte con la autopista A-7, y las siete señales de stop que tendremos que respetar.

Km. 04,66 (WP 2, 30S, 746093E-4416174N): Corte ante la autopista A-7. Torceremos a la izquierda y al llegar a un paso por debajo de la autopista, cruzaremos al otro
lado para regresar por una pista de tierra que circula en paralelo a la autopista, hasta el otro extremo del trazado ferroviario, que coincide con una bifurcación y el poste metálico anaranjado de ayuda y asistencia en autopistas. A lo largo del siguiente centenar de metros, la explanación sigue manteniendo un firme de tierra.

Km. 06,90  (WP 3, 30S, 744582E-4415955N): Cruce. Stop. Continuamos recto. Por la derecha se accede a la pequeña población amurallada de Mascarell, una pedanía
de Nules a la que vale la pena dedicar unos minutos, rodeándola para contemplar su perímetro amurallado construido  con mortero, tierra y ladrillo. Posee en el centro de cada uno de los lados una torre, así como dos puertas de entrada: la del Este o Portal de l'Horta y la del Oeste o Portal de Valencia. Su origen se remonta a 131O, cuando Jaime I expulsó a parte de los musulmanes que residían en Burriana y éstos fueron a establecerse en una zona despoblada entre Burriana y Nules.

Km. 07,13  (WP 4, 30S, 744367E-4415978N): Rotonda. Seguiremos por la segunda salida para pasar bajo las vías de Renfe y después bajo la carretera CV-18 que une
Burriana con Mascarell.

Km. 07,48  (WP 5, 30S, 744093E-4416177N): Rotonda. Tercera salida que corresponde a una estrecha pista de tierra y al trazado del ferrocarril auxiliar.

Km. 08,44  (WP 6, 30S, 743176E-4416205N): Cruzaremos con precaución la Nacional 34O y continuaremos de frente. Poco después, llegaremos a un stop en un cruce con un camino agrícola, (cruce al que, una vez lleguemos a La Vilavella, tendremos que regresar, para dirigirnos hacia la estación de Renfe de Nules - La Vilavella). Desde aquí, la explanación pasa a ser una pista de tierra y 27O metros más adelante, a estar cortada por la ampliación del cauce del barranco de la Serraleta. Torceremos a la derecha y al llegar a un stop, a la izquierda, cruzando el inicio del barranco y cogiendo la pista que discurre en paralelo al otro margen.

Km. 09,56  (WP 7, 30S, 742859E-4416191N): De nuevo sobre la plataforma del ferrocarril, vemos al otro lado del barranco el otro extremo de la pista por la que hemos llegado. Trescientos metros después, la pista tuerce suave a la izquierda, en un corto descenso, debido a la desaparición del tramo central de uno de los puentes del ferrocarril, corte que se salva con facilidad trazando una ese.

Km. 10,11  (WP 8, 30S, 742315E-4416181N): Cruce en T, por el corte ante la autovía. Torceremos a la izquierda y, 28O metros después, giraremos a la derecha para recorrer cuatro pasos inferiores bajo la autovía de 3O, 8O, 3O y 3O metros respectivamente.  Al  salir del  último, continuaremos de frente y tras veinte metros veremos lo que queda de otro de los puentes del pequeño ferrocarril. Torceremos a la izquierda para encontrarnos con un cartel y la inscripción: «Camí la Vieta». Enfrente, y elevándose majestuosamente, veremos las estribaciones de la Sierra Espadán.

Km. 11,93  (WP 9, 30S, 740871E-4416145N): Por la calle de la Vieta, entraremos en la población de La Vilavella, llegando ante un pequeño murete que delimita el Jardín
de la Vieta, donde todavía sobrevive la aguada y uno de los sifones pintado de amarillo chillón. Enfrente, vemos la montaña utilizada de cantera, con su inmensa pared desgarrada de la que se arrancaron las piedras con las que se construyó el Puerto de Burriana. Más arriba encon- tramos los restos del castillo construido por los árabes en el siglo X, en la actualidad en estado ruinoso, aunque conserva una interesante cisterna de la época así como varias torres defensivas. Con tiempo, podríamos dar una vuelta por la población para ver la Plaza La Vila, el ayuntamiento, la iglesia parroquial y el balneario.

Km. 15,42  (WP 10, 30S, 743171E-4416198N): Desde el Jardín de la Vieta y por el trazado del ferrocarril, retrocederemos 3,5 kilómetros,  hasta el cruce del Waypoint 6,
donde torceremos a la derecha.

Km. 16,58  (WP 11, 30S, 743578E-4415340N): El camino de Cantalobos termina en el cruce con la Avenida de Francisco Santacruz, donde torceremos a la izquierda para adentrarnos en la población de Nules. Al llegar ante un semáforo, seguiremos de frente, cruzando la amplia calle de La Purísima, para seguir por el corto camino de Onda y la calle de Santa Teresa, que nos dejará ante el carril bici de la avenida
de Castellón, donde torceremos primero a la derecha y a los pocos metros, en una rotonda a la izquierda, para llegar finalmente ante la  estación de Renfe Nules - La Vilavella, dando en este punto por terminada la ruta.

Galería de fotos

Mapa

Sugerencias...

Deja tu comentario
Frente a las costas de Castelló (a 30 millas náuticas) está la Reserva Natural Marina de [..]
Desde:
Hasta:

Sugerencias...

Deja tu comentario
En esta ruta viajaremos al pasado ya que además de atravesar bonitos parajes, nos adentraremos [..]
Deja tu comentario
Esta ruta completamente llana está configurada por dos largas rectas que atraviesan un verdadero [..]